El Divorcio por mutuo consentimiento

Cuando dos personas que se encuentran unidas por el vínculo legal del matrimonio, se dan cuenta que no pueden seguir una vida en común por las razones que sean, pueden darlo por terminado de forma rápida por medio de un divorcio por mutuo acuerdo.

En otros países a este tipo de acuerdo se le llama de diversas maneras: Mutuo acuerdo, Mutuo consentimiento, Divorcio no contencioso, divorcio exprés –en España según Roces Castañoabogados especialistas en divorcio express- pero todos se refieren a la misma figura legal, un divorcio que es más rápido, con menos trámites o procedimientos que los contenciosos

Dentro de la gama de formas de terminar el vínculo legal -otros dicen el contrato de matrimonio- ésta es la más fácil y rápida de hacerlo; para que esto suceda deben de cumplirse algunos requisitos como: Que ambos cónyuges estén de acuerdo en el divorcio y que también consientan en firmar un convenio de divorcio.

El primer requisito se refiere a que la pareja toma esta decisión de forma consensual, es decir consiente de forma voluntaria en divorciarse. El segundo requisito es para formalizar el primero en el sentido de estampar en papel ese acuerdo verbal.

Luego se le presenta al Juez y si todo está conforme a derecho el Juez lo avala. Solo en raras ocasiones el Juez no autorizará el divorcio, como por ejemplo si las partes quieren engañar al Juez o una de las partes se encuentra en desventaja en el convenio, como cuando el obligado a dar alimentos a los hijos estipula que no dará, lo cual no se puede dejar sin alimentos a los hijos.

Pero de todas maneras esta es la forma más rápida de ponerle fin al matrimonio, como conocedor del derecho te aconsejo que busques a un abogado en la materia que te asesore en todo los efectos jurídicos que rodean al divorcio. Siempre antes de tomar una decisión debes de asesorarte con tu abogado o buscar un abogado que conozco de la materia.

Un divorcio es la terminación del vínculo, lo cual supondría que ya no hay más obligaciones con la otra parte, esto será así si los cónyuges no tienen hijos, o no han adquirido compromisos u obligaciones civiles. En cambio sí tienen hijos, las obligaciones no terminan con el divorcio, se deberán alimentos, vivienda, estudio y muchas otras necesidades básicas de los hijos si ellos no quedan contigo. También si han adquirido deudas estas deben ser pagadas o seguir pagándolas, lo que genera que de forma indirecta sigan teniendo compromisos.

Publicar un comentario

0 Comentarios